Como evitar que tu gato sufra un golpe de calor

Los dueños de gatos, amamos a nuestros gatuitos y no queremos que les pase nada malo, haremos todo lo posible para que se sienta bien y no sufra ningún tipo de molestias. Uno de los problemas que puede sufrir nuestros gatos es el sol y el calor que pueden provocar un golpe de calor y más ahora con las temperaturas veraniegas.

La mayoría de los gatos prosperan en el calor y se adaptan a la temperatura. Muchas personas optan por relajarse a la sombra durante el día y hacer actividad física por la tarde o por la noche. Si el gato se queda libre al aire libre, lo más probable es que busque la sombra del más cálido. Sin embargo, es importante conocer la condición del gato en los días calurosos de verano y prestarle atención.

evitar golpes calor gatos

 

Gatos vulnerables

Algunos gatos manejan peor el calor que otros. Esto es especialmente cierto para gatos con enfermedades crónicas, vías respiratorias estrechas y pelaje negro o largo. Los gatos obesos, muy jóvenes o viejos también están en riesgo. Si tiene un gato en alguna de estas categorías, es importante tener precauciones.

Dale al gato un lugar cálido y una buena ventilación.

Es poco probable que el gato sufra un golpe de calor si se queda en una casa con buena ventilación, pero el problema puede surgir si la casa o el apartamento no están templados. Si hace calor, es importante asegurarse de que el gato tenga acceso a un lugar fresco para descansar. Los baños con baldosas frías o suelos de piedra y los lugares donde no se escapa el sol suelen ser la primera opción del gato.

Los síntomas del golpe de calor

El gato puede tener varios síntomas diferentes de insolación. Los primeros signos son que el gato parece confundido, se tambalea y tiene una temperatura corporal elevada. Luego, puedes mover al gato a un lugar fresco y darle agua fría. Es importante que se mantenga tranquilo.

Si tu gato está hiperventilando y babeando, es importante que actúes rápidamente. Luego tienes que bajar la temperatura de tu cuerpo, lo que puedes hacer de manera efectiva enjuagándolo suavemente con agua fría en la ducha (no helada). Después lo tienes que envolver con una toalla húmeda y fría. Refresque especialmente las áreas alrededor del abdomen y el pecho. Cuando el gato comience a recuperarse, es importante que se le permita descansar en un lugar seco y fresco.

En caso de sospecha de insolación o deterioro del estado general, contacte siempre con su veterinario. Nunca se sabe si puede haber habido daños en los órganos internos. 

Reglas para recordar para prevenir el golpe de calor en el gato:

  • Si el lugar donde vive no tiene buena ventilación y temperatura, es importante asegurar una buena ventilación (y recuerde asegurar las ventanas y balcones si es alto).
  • Asegúrese de que su gato tenga acceso a agua fría y fresca, tanto en interiores como en exteriores.
  • Si el gato parece muy acalorado, llévelo a una habitación fresca y enfríelo con una toalla húmeda, especialmente en el abdomen y el pecho.
  • En caso de sospecha de insolación o deterioro del estado general, contacte siempre con su veterinario.

Espero que te haya servido de ayuda :)

Un cordial meow,

Anabel de Gatuitos.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados