Cómo saber si mi gato está triste

A lo largo de su vida, su gato puede pasar por varias etapas diferentes según su estado de ánimo. Su comportamiento también sufrirá cambios. Y es muy importante aprender a comprender a su gato y detectar cualquier señal de que está pasando por un período difícil.

Al igual que para los humanos, los hábitos de cada uno de nosotros cambian si estamos felices, estresados, nerviosos, asustados o tristes. Lo mismo ocurre con los gatos.

Aunque pueda parecer extraño, los gatos también cambian de humor, hasta el punto de deprimirse, y muchas veces se debe a un cambio en sus hábitos diarios. 

Señales de que tu gato está pasando por un momento difícil 

Si tu gato está triste, pronto te darás cuenta. Como sucede con los humanos, los gatos también cambian de humor y sus hábitos serán los primeros en cambiar. 

Conocido como "distimia", este estado de tristeza crónica se caracteriza por los síntomas de la depresión y se considera un "trastorno del estado de ánimo impredecible".  

Tu gato duerme mucho:  es uno de los síntomas más frecuentes que se observan en los gatos en caso de tristeza prolongada o permanente. Los gatos duermen entre 14 y 16 horas al día. Si ves que supera este tiempo de forma significativa (y que presenta otros síntomas de tristeza), es posible que tu gato esté pasando por una fase de tristeza crónica.

Tu gato ya no come como antes:  como ocurre con los humanos, los hábitos alimentarios también cambian sistemáticamente si el sujeto está triste o deprimido. Algunas personas tendrán una tendencia a comer menos debido a un estado letárgico, mientras que otras comerán más para suplir una deficiencia. 

Pero tenga cuidado de no descartar la posibilidad de una enfermedad física que podría provocar un cambio en los hábitos alimenticios de su gato. 

Tu gato se está comportando de forma extraña: si se muestra distante, agresivo o poco cariñoso, puede ser una señal de que tu gato no está tranquilo y que lo está pasando mal. Si se irrita fácilmente y siempre está triste, evite regañarlo o hacerle saber que está enojado con él. Solo aumentará su tristeza.

Tu gato está menos limpio que antes:  si está triste, tu gato tenderá a descuidarse. Los gatos tienen la costumbre de ir al baño varias veces al día, pero un gato triste puede reducir la frecuencia de la limpieza y tenderá a soltarse. En ese momento, su pelaje se vuelve opaco y enredado. Por el contrario, también puede suceder que tu gato empiece a lamer o morder de forma obsesiva.

Tu gato ya no usa la caja de arena:  si tu gato deja de usar la caja de arena y comienza a orinar en todos los rincones de la casa, sin duda no es porque haya decidido enojarte. Al contrario, es una señal de que necesita atención. Al hacerlo, te está diciendo que no se siente bien y que te necesita. 

Tu gato se comunica menos contigo:  si está triste, tu gato tenderá a comunicarse menos contigo y a ser más discreto. Hay que tener en cuenta que si un gato maúlla puede ser un llanto.

¿Por qué está triste tu gato?

Las causas de la tristeza crónica en los gatos pueden ser múltiples. Más a menudo, es necesario comprender si el gato ha sufrido un estrés particular en las últimas semanas, o en los últimos meses, como un cambio de hogar, la pérdida de un ser querido (animal o humano), etc. 

Primero, es vital pensar en una posible fuente de estrés o irritación.

Aquí hay una lista de razones que pueden explicar por qué su gato está triste.

Una mudanza:  si se muda a una nueva casa, tenga en cuenta que su gato puede tardar más en acostumbrarse. Sus puntos de referencia cambiarán y debe tener mucha paciencia antes de que se sienta seguro nuevamente. Pero la pérdida de puntos de referencia no es la única consecuencia de un movimiento.

Un cambio de dueño:  es posible que decidas dejar a tu gato con alguien en caso de viajes largos. Si este es el caso, recuerda que tu gato no es un objeto, y tu marcha, además de acostumbrarte a alguien que no conoce, no será cosa fácil. Recuerda entonces que los gatos son muy hogareños y aman sus hábitos.

Falta de diversión y estimulación:  aunque sean muy independientes y solitarios, los gatos, como buen animal de compañía, necesitan testimonios de cariño y que les dediques tiempo. Si tienes un trabajo a tiempo completo, o no te tomas el tiempo para jugar con tu gato, es muy probable que se sienta descuidado e infeliz.

¿Cómo hacer que tu gato se sienta mejor?

La tristeza crónica es una enfermedad psicológica que puede ser difícil de curar. Hay algunos gestos sencillos que permitirán que tu gato se sienta mejor y más a gusto contigo y con el entorno.

Tómate un tiempo para que se divierta y juegue con él. Y para cuando esté solo en casa, déjele algunos juguetes que pueda jugar con él: un árbol para gatos (para trepar y arañar), pelotas llenas de croquetas, ratones de peluche escondidos en la casa, etc.

Siempre muéstrale que lo amas con abrazos y caricias que el gato siempre apreciara y hará que se sienta mejor. 

Si adopta estas pequeñas estrategias, verá que su gato se sentirá mejor de inmediato.

Tenga cuidado, la fatiga crónica y la depresión y en los gatos no deben tomarse a la ligera. Puede tener un gran impacto en su salud y es difícil deshacerse de él una vez que su gato se convierte en uno.

-

Espero que te haya servido de ayuda :)

Un cordial meow,

Anabel de Gatuitos.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados