Mi gato maúlla sin parar, ¿por qué?

Quién no lo sabe: el ruido de los gatos por la noche y la mugre constante, sin importar dónde esté o vaya el gatito. ¿Tu gato maúlla todo el tiempo? Los motivos son variados y van desde quejas graves hasta una mera necesidad de notificación o demandas específicas. Cómo averiguar qué hay exactamente detrás del lloriqueo y qué puedes hacer si tu gato maúlla todo el tiempo, te lo diremos aquí.

¿Por qué los gatos maúllan de todos modos?

Básicamente, la necesidad de maullar en los gatos varía según la raza e individualmente según el temperamento y el carácter. También lo son los gatos siameses, Maine Coons, birmanos y tonkineses son mucho más comunicativos que otras razas.

6 razones por las que tu gato sigue maullando y consejos sobre cómo detenerlo

El hambre, la advertencia o el aburrimiento son motivos de queja. Aprenda a identificar los factores desencadenantes y lo que puede hacer para reducir la timidez y la calma en su hogar.

1. Marca su territorio

Esta es de las razones más comunes. Si el gato esta al aire libre, existe la posibilidad que otros gatos anden cerca. El gato maullara para dejar claro quién manda en esa zona. Así evitara tener que disputar su territorio con otros gatos.

2. Tu gato maúlla porque tiene hambre

Curiosamente, la mayoría de los gatos domésticos maúllan para comunicarse con las personas. Sin que te des cuenta, El gato te entrena, por ejemplo, para alcanzar el abrelatas con un maullido. Un maullido en la cocina significa: “¡Aliméntame!”

Todo se vuelve desastroso cuando el ruido del gato comienza por la noche porque la nariz peluda desea un poco o un poco de atención. Por lo general, solo se fijan horarios de alimentación durante el día y se ignora constantemente en momentos en que simplemente dormir es la única solución.

3. Tu gato maúlla de aburrimiento

¿Tu gato maúlla mucho y es pegajoso? En este caso, puede quejarse de puro aburrimiento. Especialmente los gatos que viven exclusivamente en el apartamento y no tienen un gato de compañía se ven afectados. Quieren atención y actividad. Entonces, si tu amada te sigue gimiendo en cada paso del camino, puede ser una señal de que no está ocupada. 

4. Tu gato quiere salir

Si su bola de pelo maúlla constantemente frente a la puerta, lo más probable es que le advierta ruidosamente que quiere salir al jardín. Este fenómeno se produce sobre todo cuando un gato de exterior es reeducado para que sea un gato de interior o un gato inicialmente no puede salir del apartamento debido a una mudanza. Una ventana abierta segura para gatos o un balcón equipado con una red para gatos pueden ayudar a evitar el ruido de los gatos.

5. Tu gato coquetea y maúlla de noche

El llanto fuerte y persistente que los diferentes dueños de gatos en el área a veces pueden escuchar al mismo tiempo es a menudo una indicación de que un gato está en celo. Entonces nuestros seres queridos maúllan para atraer la resaca. Los machos maúllan por las noches, pueden oler a las hembras en celo y quieren comunicarles que están disponibles. Hay incluso más gritos cuando el gato está encerrado y la señora gato puede oler, pero no alcanzar.

Puede saber si su gato está en celo por las siguientes características de comportamiento:

  • Limpieza ruidosa y constante, gritos y ronroneos fuertes
  • El roce de la cabeza y todo el cuerpo con objetos.
  • Rodando en el piso
  • Aumento de la micción (marcación)
  • Levántate o pon la cola de lado.
  • Inquietud y nerviosismo generalizados
6. Tu gato quiere salirse con la suya

Como todos sabemos, los gatos son animales muy tercos y con una voluntad fuerte. Así que prepárate para el hecho de que gato tardará unos días en aceptar que sus gritos no tienen sentido. Si vive en una casa mal insonorizada, puede ser una buena idea hablar con los vecinos con anticipación.

Entonces, si su gato está tratando de hacer cosas lloriqueando, asegúrese de ser constante. Si cedes solo una vez, el animal inteligente recordará que los maullidos fuertes funcionan bien para hacer valer sus intereses.

Conclusión

Cuando los gatos se comunican con su entorno, hay causas. Es posible ignorar los lloriqueos, pero es más probable que haga que su gato se sienta incomprendido. Para poder responder a ella, es útil escucharla y observar de cerca el contexto en el que se ubica. De esta forma aprenderás rápidamente lo que tu gato quiere decirte. Si tu gata se queja de dolor, te recomendamos que vayas al veterinario lo antes posible.

Espero que te haya servido de ayuda :)

Un cordial meow,

Anabel de Gatuitos.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados