¿Mi gato tiene fiebre?

Como podemos imaginar, los gatos al igual que otros animales pueden padecer de fiebre. Si te estabas preguntando qué hacer si mi gato tiene fiebre, llegaste al lugar indicado. Ten en cuenta, que este problema si no se trata puede tener complicaciones, por tal motivo, es importante prestar atención a todas las señales de alerta relacionadas con este tema.

mi gato tiene fiebre

¿Por qué mi gato tiene fiebre?

Las razones por las que un gato tiene fiebre pueden ser muy variadas, por lo que no es algo que se deba tomar a la ligera. Debes saber, que la fiebre es la reacción o modo de defensa del cuerpo ante un patógeno al que quiere destruir. En este sentido, son muchas las enfermedades que pueden terminar de causar fiebre, tales como:

  • Lupus
  • Tumores
  • Pancreatitis
  • Gripes o resfriados.
  • Enfermedades víricas o virales.
  • Efectos secundarios a algún medicamento.

¿Cómo saber si mi gato tiene fiebre?

Debemos conocer cómo saber si nuestra mascota se encuentra en este estado. Para ello, es importante proceder a tomar la temperatura de tu gato y comprobar si está alta. Lo ideal va a ser que tomes la temperatura del animal usando un termómetro anal.

En caso de que no puedas hacer esto, es importante que lleves a tu mascota al veterinario, para que sea el especialista el que lleve a cabo el proceso.

En caso de que desees hacerlo desde tu casa, se recomienda utilizar alcohol para desinfectar el termómetro antes y después de utilizarlo. Posteriormente, busca un poco de vaselina para que pueda introducirse de forma lenta, girando suavemente el termómetro de un lado para que logres relajar los músculos del ano y no causarle dolor a tu gato.

Una vez tomada la temperatura con el termómetro, debes fijarte si se encuentra por encima de los 39 grados, si es así, quiere decir que tu gato tiene fiebre. Ten en cuenta, que la temperatura normal para estos animales es de 38 a 39 grados en los gatos adultos y 39,5 en los gatos más jóvenes.

Además de lo mencionado antes, existen distintas 'señales' o síntomas que nos pueden indicar la posible presencia de fiebre, tales como pueden ser:

  • Apatía.
  • Nariz seca.
  • Falta de sed.
  • Falta de higiene.
  • Pérdida del apetito.
  • Intranquilidad angustia y nerviosismo.
  • Respiración y ritmo cardiaco acelerados.

¿Qué puedo hacer si mi gato tiene fiebre?

Si confirmas que tu gato tiene fiebre, lo más recomendable es que acudas al veterinario de inmediato. Ten presente, que por ti mismo no podrás determinar cuál es la causa de la fiebre, siendo lo mejor dejar este trabajo en manos de un profesional debidamente capacitado que pueda determinar con exactitud cuál es la causa de la fiebre en tu gato.

Una vez que hayas acudido con un veterinario y conozcas la causa del malestar en tu minino, puedes seguir una serie de consejos o trucos para bajar la fiebre del animal, tales como:

Mantenerlo bien hidratado

En estos casos, lo más probable es que nuestra mascota no quiera beber agua, por lo que deberías ayudarla con ello. Lo ideal, sería que le dieras la toma de líquidos por medio una jeringuilla. La misma debe ser introducida en su boca y ser vaciada con cuidado para que se hidrate.

Darle alimentos húmedos

En caso de que tu mascota esté consumiendo comida seca, mejor cámbiala por comida húmeda (evitándola solo en caso de que tu gato tenga diarrea). En caso de que no presente este malestar estomacal, puedes proporcionarle comida seca sin problema.

Buscarle un lugar en donde pueda estar cómodo

Otro punto importante, es que coloques a tu mascota en un lugar donde no sea molestado y que esté libre de corrientes y humedades.

Usar compresas de agua fría

Por último, se pueden utilizar compresas de agua fría en los gatos para bajarles la fiebre. Para ello, humedece un paño en agua fría y aplícalo sobre la frente, luego en el abdomen y en las patas.

En caso de que tu gato tenga fiebre por más de un día, es importante que lo lleves de inmediato al veterinario a fin de evitar cualquier tipo de complicación en su salud.

Espero que te haya servido de ayuda,

Un cordial meow,

Anabel de Gatuitos.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados